Inicio

Martes 21 Agosto 2018

Formulario de búsqueda

La alcaldesa entrega los premios del II Concurso de Huertos Escolares Sostenibles de Madrid

Durante la fiesta celebrada el pasado domingo 3 de junio en el Aula de la Naturaleza de la Casa de Campo, los colegios han mostrado sus trabajos. Han participado 31 centros, siete más que en la edición anterior, y se han intercambiado kilos de alimentos destinados al Banco Solidario de Alimentos, por semillas y plantones hortícolas.

Por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento ha querido premiar a los colegios que han creado y mantienen en sus instalaciones un huerto. Y lo ha hecho, al igual que el año pasado, con una gran fiesta en la que han participado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras y el delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierto Abierto, Pablo Soto, que han entregado los premios a los ganadores del II Concurso de Huertos Escolares 

“Estamos formando una generación de jóvenes que va a tener una gran sensibilidad en la defensa del medio ambiente, que va aprender a comer mejor, que va a disfrutar cultivando legumbres cerca de sus hogares, cumpliendo uno de los objetivos de la economía circular y la sostenibilidad del planeta”, ha dicho Manuela Carmena en esta Gran Fiesta de los Huertos Escolares Sostenibles de Madrid jornada, que ha aunado música en directo, exposición de productos hortícolas y florales cultivados en los huertos de los colegios que se han presentado al concurso y talleres. Pequeños y mayores se han dado cita hoy domingo 3 de junio, en el Aula de la Naturaleza de la Casa de Campo para asistir a una fiesta que, además de divertida, ha sido solidaria, ya que los participantes han recibido semillas y plantones hortícolas por cada kilo de alimento no perecedero que han llevado y que se destinará al Banco Solidario de Alimentos.

“La relación entre padres y madres, docentes, niños y niñas está teniendo éxito en la tarea pedagógica de atraer la atención de la infancia en la sostenibilidad del medio ambiente y la biodiversidad de la ciudad. Tienen hoteles de bichos, aprenden que la lechuga no crece en los supermercados, cambian kilos de alimentos por semillas, o experimentan con compost”, ha relatado Inés Sabanés.

Premios

Durante la fiesta, la alcaldesa y los delegados han entregado los premios a los centros ganadores del II Concurso de Huertos Escolares Sostenibles de Madrid, en sus dos modalidades: ‘El huerto explicado con más arte’, en la que han participado 31 colegios (siete más que en la primera edición de los premios) realizando vídeos en los que muestran sus proyectos, y ‘La mejor cosecha de nuestro huerto’, en la que los centros educativos han mostrado las cestas con los productos de sus huertas. Los asistentes a la fiesta han podido votar por la cesta que más les gustaba y han disfrutado con la proyección de los vídeos finalistas.

Este año los galardones han recaído en el colegio Tirso de Molina en la modalidad ‘El huerto explicado con más arte’, categoría en la que quedaron finalistas La Rioja, Hermanos Amorós, Gredos San Diego de Vallecas, Pinar de San José. En la modalidad ‘La mejor cosecha de nuestro huerto’, el ganador ha sido el colegio Azorín, mientras que Vicálvaro, Javier de Miguel, IES Madrid Sur y Luis Feito han quedado finalistas.

La Red de Huertos Escolares Sostenibles de Madrid  es una iniciativa municipal nacida en 2005 para impulsar la agroecología en los centros escolares y para revitalizar los huertos escolares dotándolos de los medios necesarios para el buen desarrollo de los procesos de cultivo. Actualmente 160 escuelas infantiles y colegios e institutos de primaria y secundaria forman parte de esta red.

El trabajo en red permite compartir actividades, recursos y experiencias y construir una comunidad que trabaje conjuntamente con el huerto escolar como contexto de aprendizaje.

Huertos escolares

Los huertos escolares son laboratorios en vivo donde experimentar contenidos de muy diversas áreas de conocimiento. También son espacios privilegiados donde reflexionar sobre el uso de los recursos, la importancia del reciclaje, el consumo responsable y las opciones alimentarias.

Reconectar con el medio natural, aprender los ciclos de los seres vivos y sus interacciones, valorar el conocimiento agroecológico, conocer las distintas etapas y procesos por los que pasa un huerto, comer productos que hemos sembrado con nuestras propias manos, etcétera, todos estos aspectos y muchos más pueden ser integrados en el trabajo docente gracias al huerto escolar.

Accede a la noticia completa en la web de Diario de Madrid y en Ayuntamiento de Madrid