Inicio

Martes 20 Agosto 2019

Formulario de búsqueda

La nueva Gran Vía, más funcional

El pasado viernes Madrid se vistió de lujo con la reinauguración de la calle más famosa de la capital, la Gran Vía. Ubicada en el distrito Centro, la Gran Vía ha sufrido una transformación muy importante en los últimos tiempos.

La calle conocida por su comercio, por sus escaparates y sus establecimientos de restauración continúa siendo el punto central de un distrito que cada día cede más paso al peatón. El miércoles comenzábamos con el estreno de la peatonalización de la calle Carretas y, continuando con ella, seguimos dirección a Gran Vía, pasando por la calle Montera, donde el viandante es también un protagonista destacado.

La Gran Vía sigue siendo una arteria principal de Madrid y una de las calles favoritas de las madrileñas y los madrileños, así como una de las calles más transitadas del distrito Centro.

Con un presupuesto de 5.744.157,45 euros esta gran obra, que ha transcurrido durante los últimos siete meses, ha supuesto una mejora de la movilidad peatonal y la accesibilidad universal. Además, se quiere fomentar el uso de la bicicleta y el transporte público.

Los 6.800 m2 que ha ganado el peatón  suponen un incremento del 31,24% más de lo que había hasta ahora. El espacio para el viandante se traduce en un mayor protagonismo de éste, ya que la anchura de las aceras (se han ampliado entre 2,6 y 3,4 metros) permitirá pasear más tranquilos y detenernos a mirar los escaparates. También podremos ver los 95 nuevos semáforos, cuyo aire retro y su forma geométrica nos permitirán admirar ese aire de distinción que desde hace más de cien años rodea a la Gran Vía como una calle única de la capital.

Accede a la noticia completa en la web de Diario de Madrid