Inicio

Miércoles 24 Octubre 2018

Formulario de búsqueda

Los colegios se ponen las pilas en eficiencia energética

Cinco centros educativos públicos de Madrid han recibido esta mañana, viernes 8 de junio, los premios del “Proyecto de Eficiencia Energética y Cambio Climático 50/50” del curso 2017-2018 que valora la reducción del consumo gracias a pequeñas intervenciones y cambios de hábitos. Los colegios premiados este año han sido los centros de educación infantil y primaria (CEIP) Pi i Margall (Centro), Vázquez de Mella (Centro), San Ildefonso (Centro), Bolivia (Latina) e Isaac Peral (Carabanchel), todos integrados en el programa Educar hoy por un Madrid más sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

El acto, desarrollado en el Centro de Información y Educación Ambiental El Huerto del Retiro, ha sido presidido por el director general de Sostenibilidad y Control Ambiental, José Amador Fernández Viejo, quién ha hecho referencia a la gran labor educativa de los centros en transmitir los valores medioambientales entre el alumnado, valorando especialmente la capacidad de reflexión que transmite el programa ‘porque hace pensar en actitudes diarias de gasto energético como cuándo hay que apagar una luz o cerrar un grifo’. 

Los cinco colegios han ahorrado en el presente curso 14.590 kw/h. en energía eléctrica y 3.887 m3 en gas natural, lo que ha supuesto un ahorro económico de 8.754 euros. De esta cantidad, el 50 % lo invertirán los centros en acciones pedagógicas y el resto lo gastará el Ayuntamiento de Madrid en mejorar las instalaciones docentes con criterios de eficiencia energética. El ahorro acumulado en energía eléctrica de los dos cursos del proyecto ha sido de 39.463 kw/h.  

Los premios han valorado el esfuerzo de los centros por hacer de la sostenibilidad un eje transversal del proyecto educativo y las propuestas por mejorar la eficiencia energética. Todos los colegios han abierto las aulas al debate entre las alumnas y alumnos y el resto de la comunidad escolar para buscar soluciones a la reducción del consumo energético y del agua.

Algunos centros, como el CEIP San Ildefonso, han ido más allá y ha sido reconocido por su lucha constante en la reducción, reutilización y reciclaje de sus residuos. Otros, como el CEIP Vázquez de Mella, han destacado por su empeño en transmitir al alumnado una visión crítica de su entorno, y el CEIP Pi i Margall por colaborar activamente con las familias, asociaciones y entidades del barrio. Por su parte, el CEIP Bolivia ha sido reconocido por mostrar la gran labor social de los ecoagentes (alumnado) en la reducción de los consumos, mientras el CEIP Isaac Peral ha sabido transmitir los valores medioambientales a toda la población escolar del centro haciéndoles protagonistas del proyecto. 

Ver la noticia completa en la web del Ayuntamiento.