Inicio

Domingo 21 Abril 2019

Formulario de búsqueda

PDF version

Según Naciones Unidas el consumo y la producción sostenibles consisten en fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía, la construcción de infraestructuras que no dañen el medio ambiente, la mejora del acceso a los servicios básicos y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales.  Todo ello se traduce en una mejor calidad de vida de la población y, además, ayuda a lograr planes generales de desarrollo, que rebajen costos económicos, ambientales y sociales.